Muaré. Es la evolución escénica y visual de la obra de Roberto Strada. Una explosión de sensaciones suspendidas de dimensiones circulares que absorben al público en un intento de transformarlo en un elemento activo del espectáculo.